50 años han transcurrido ya desde la rebelión contra el capitolio.
Y lo que creyeron que habia quedado olvidado resurge de entre las cenizas.
Las decisiones estan tomadas, se ha asigando un nuevo gamemaker, el rango de edades se ha modificado, las arenas estan preparadas y las urnas de cosecha en espera.
¿Alguna nueva clase de rebelión estara cerca?, o ¿tendrán que pasar otros 65 años antes de una segunda?... Además, ¿El capitolio y el distrito 13 también ofreceran tributos?... Lo único definitivo es que esta vez los juegos serán inolvidables...



Conectarse

Recuperar mi contraseña




Últimos temas
» Panem's Blood {Afiliación Élite}
Dom Jul 01, 2012 6:59 pm por Crade Avenson

» WE ARE PANEM [Afiliación ELITE]
Dom Jul 01, 2012 6:58 pm por Crade Avenson

» Foro los juegos del hambre {PERSONAJES DE LA SAGA LIBRES} Foro de ÉLITE.
Lun Jun 18, 2012 7:38 am por Invitado

» Casting para Erick Gheller
Dom Mayo 27, 2012 7:53 am por Crade Avenson

» Solicitud de Personaje
Dom Mayo 27, 2012 7:51 am por Crade Avenson

» Exponentia Rivela School || Recién Abierto || Af. Normal
Dom Abr 29, 2012 12:46 pm por Crade Avenson

» Enik P. Petryakoba
Jue Abr 26, 2012 1:20 pm por Crade Avenson

» Panem//Foro-Rol//Afiliación élite.
Mar Abr 24, 2012 8:03 am por Crade Avenson

» + Panem Chaos ;; Afiliación Normal
Miér Abr 18, 2012 1:54 pm por Crade Avenson








Panem Games Photobucket Hogwarts 3rd Generación Crear foro Safe&Sound




Adler K. Wingfield

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Adler K. Wingfield

Mensaje por Adler K. Wingfield el Miér Mar 21, 2012 6:46 pm

Adler K. Wingfield

Nombre Completo: Adler K. Wingfield.

Sobrenombre: Shark, tiburón.

Cumpleaños: 13 de octubre.

Aspecto:
Adler tiene el cabello de color rubio oscuro y a veces pelirrojo (depende de la luz), el cual siempre procura traer ordenado, un poco largo. Sus ojos son de color entre azul y verde, más expresivos de lo que le gustaría. Tiene la piel blanca, pálida, sin ningún tipo de marcas visibles, aunque eso sea extraño para alguien de Capitolio, pero no le gusta seguir ese tipo de moda. Tendría que pasar algo muy grave para siquiera considerar una cirugía. Tiene una altura de 1.83 m. No le gusta vestir de forma muy extravagante para no resaltar, aunque quizás resalte más así. Prefiere ir sencillo, aunque elegante.
Una de las características que más resaltan sobre su aspecto es su sonrisa, ya que muestra todos los dientes y algunas personas dicen que parece un tiburón.

Lugar de Residencia: Capitolio.

Familia:
-Alice Wingfield. Fallecida. No tiene ningún recuerdo agradable con ella, ya que rara vez la veía, y su muerte no significó nada para él.
-Alexander Wingfield. Fallecido. Su relación era aún más fría que la que tenía con su madre, podría decirse que totalmente inexistente.

Habilidades:
Es bueno en el combate cuerpo a cuerpo, así como en el manejo del arco y la ballesta (prefiere ésta última). Tiene una excelente puntería, pero rara vez la pone en práctica, ya que no la necesita. Igualmente es bueno en el manejo de armas de fuego. Tiene un buen oído.

Le gusta:
-El sarcasmo.
-El tabaco.
-Los animales, especialmente los gatos.
-Leer.
-El clima frío.
-La lluvia.
-Música clásica.
-Las armas de fuego.
-Los dulces.

No soporta:
-Las personas débiles o sumisas.
-El sol y el calor.
-Las polillas.
-El momento de ir a dormir.
-El ruido excesivo.
-Que le contradigan.

Avatar: Michael Fassbender

Psicología:
De forma superficial puede parecer como alguien intimidante, de esas personas con las que sabes que no te debes de meter. Le gusta llegar a un lugar e imponer su opinión, y una vez que ha tomado una decisión, no importan ruegos ni nada, será imposible hacerlo cambiar de opinión. De hecho, mientras más personas tenga en contra, más va a querer seguir adelante con lo que sea que tiene en mente. Es difícil saber que es lo que piensa realmente, ya que no es muy expresivo en esa cuestión, ni siquiera si tienes "confianza" con él, aunque eso es algo muy difícil de conseguir. Es reservado, no soporta estar rodeado de personas a las que no conoce ni le interesa, y eso le da un aire algo misterioso. Sin embargo, si no eres de su agrado, te lo hará saber de alguna u otra forma, ya sea con palabras crueles o acciones que demuestren que preferiría que te mantuvieras alejado y no estorbaras. A veces es muy directo, incluso sin proponérselo, pero no esperes nunca ninguna disculpa, esta no llegará.

Es orgulloso. Admitir una derrota nunca es una opción para él, y no le importa a quien ponga en medio o a quien pueda perjudicar para lograr su objetivo. Esos son sólo pequeños detalles para él. También es bueno mintiendo, y resulta muy convicente. Sin embargo, no soporta que le mientan a él, y nunca confía plenamente en alguien. Le parece difícil que pueda existir una persona que no tenga intención de apuñalarlo por la espalda si la situación lo requiere. Para él, todas las personas son así, y no piensa quedar vulnerable ante nadie de ninguna manera. Por ello siempre mantiene ocultas sus verdaderas intenciones, y los sentimientos como el amor ni siquiera sabe cómo manejarlos, por lo que es mejor ignorarlos, son confusos.

Nunca deja las cosas a medias, una vez que ha comenzado algo, llega hasta el final. Y considera inferiores a las personas sumisas que se dejan manipular. Por ello no siente ningún remordimiento con los Hunger Games, en su mente tiene sentido y está bien merecido. Tiene un sentido del humor muy negro, y le encanta utilizar la ironía y el sarcasmo. Ciertamente disfruta ir al frente de una situación.


Biografía:
Adler nació en una familia de clase económica alta, por lo que nunca tuvo que pasar hambre ni sufrir por nada. Su padre, Alexander, tenía un puesto importante dentro del gobierno, y su madre, Alice, era una cirujana en uno de los hospitales más importantes de la ciudad. Rara vez los veía, y de alimentarlo se encargaban los sirvientes que había en casa, a los que tenía prohibido hablarles a menos que se tratase de darles alguna orden. No tenía muchos amigos, y no era que le importase mucho. Prefería pasar una tarde leyendo algun libro que con los demás niños de su edad.

No tiene ningún recuerdo de que su madre le haya dado un abrazo ni nada parecido. Por ello, cuando murió debido a un infarto, no sintió pena alguna. Para él, las cosas apenas y habían cambiado. No notaba la diferencia con la muerte de su madre. En ese entonces tenía sólo 12 años. A partir de ahí, la ya deteriorada relación con su padre se volvió más fría aún. Era como si simplemente no tuviera familia, pero no veía que hubiera algo malo con ello, ya que no conocía otra cosa. Tampoco sus relaciones fuera de casa estaban muy bien. sobra decir que hasta la fecha no ha logrado tener una pareja estable. Ni tampoco es que le importe.

Entonces, cuando tenía 21 años, su padre murió también. Ya era grande, y el asunto no le sorprendió en absoluto. De hecho, mentiría si dijera que no lo había estado esperando. Murió dormido, y ni siquiera fue a ver su cuerpo. Se enteró por la sirvienta que lo había encontrado, y sólo dio órdenes sobre qué hacer al respecto.

Pudo conseguir el puesto de Vigilante debido a los contactos de su familia, y no podía haber mejor trabajo para él. La idea de los Juegos del Hambre siempre le habían parecido como algo interesante, aunque nunca hasta ahora había tenido la oportunidad de presenciarlos, y el participar de forma directa en ellos le pareció una excelente oportunidad, aunque el dinero le sobra.


Capitolio # Vigilante
29 años # Bisexual # Adler
Template por Oyuki ♣ 2012

avatar
Adler K. Wingfield

Mensajes : 4
Puntos : 1919
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 18/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.